miércoles, 13 de abril de 2011

Pepi II , Último Faraón de la VI dinastía y del Imperio Antiguo de Egipto

Neferkara Pepi o Pepi II, fue el último faraón de la VI dinastía y del Imperio Antiguo de Egipto, junto antes del Primer Periodo Intermedio. Reinó en el siglo XXII-XXIII a.C. durante 94 años (empezó a ser faraón a los seis años de edad). Se considera que su largo reinado pudo ser la causa del primer declive de la civilización de Egipto Antiguo. Quizás este faraón vivió demasiado y no podía manejar adecuadamente al ejercito. Ese puede ser el peligro del faraonismo, el lado negativo del poder absoluto.

Durante su largo reinando se fue deteriorando el poder central menfita y aumentó el poder de los nobles y aristócratas. El Gran ejercito egipcio se oxidó al no haber campañas y expediciones importantes como en la antiguedad. Durante los primeros años de su gobierno se realizaron sin embargo algunas expediciones a Nubia. Se conserva un papiro que describe el interés del faraón Pepi II, todavía niño, por los pigmeos que se traían desde el sur para ser utilizados como bufones en la corte. Y de hecho las estatuas más conocidas que se conservan de Pepi II le representan con su más famoso pigmeo sentado en su regazo.

Al final de su vida su salud se deterioró y los nomarcas terminaron convirtiéndose en virtuales soberanos de sus provincias, lo que fragmentó el fuerte y centralizado estado egipcio.


Tras su muerte le sucedieron por un par de reyes de corto reinado y poca relevancia y Egipto se fraccionó en varias comarcas independientes, y en una época oscura de la cual no hay información muy clara: el Primer Periodo Intermedio de Egipto.

La longevidad de Pepi II de aproximadamente cien años es una prueba del buen nivel de vida logrado en Egipto durante el tercer milenio antes de Cristo. Se ha calculado (según restos exhumados) que la esperanza de vida media de los egipcios eran los cincuenta años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada